Temporada 2

Después de demostrar que tiene las aptitudes necesarias para tratar con los pacientes y resolver casos de lo más intrincados, Shaun Murphy se enfrenta a nuevos escepticismos y desafíos. Los achaques de Glassman llevan al protagonista a perder su principal apoyo en la junta del hospital, por lo que vivirá al límite y en peligro de ser expulsado a la mínima de cambio.